Los operadores de telecomunicaciones no podrán modificar las condiciones que aplican a sus clientes si ese cambio no está expresamente previsto en el contrato, y éstos podrán darse de baja si no están de acuerdo con la modificación, según figura en el borrador de la carta de derechos del usuario. El secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, presentó hoy este borrador para el usuario de las telecomunicaciones a la comisión permanente del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información. En esta reunión, también se anunció que se van a flexibilizar los procedimientos de conservación de numeros y se convocará un concurso público para la prestación del servicio de información telefónica 11818, que en la actualidad ofrece Telefónica. La carta de los derechos del usuario recogerá la prohibición de que el operador ofrezca velocidades de Internet si no puede cumplir al menos el 80% de misma, y deberá informar al usuario de la velocidad máxima teórica que alcanzará su línea.