El Ibex35 no consiguió mantener los 10.000 puntos y, al ritmo del 1.56%, descendió hasta los 9.895 enteros. Una penalización que vuelve a poner el acento sobre el sector financiero – con BBVA cediendo más del 3.4%- pero que logró liberar a constructoras como Ferrovial y OHL. En una jornada en la que el euro respira frente al dólar, hasta las 1.2638 unidades.
Comenzó la sesión en números rojos…y teñida ha terminado. El Ibex35 marcó su último movimiento con una caída del 1.57% que le llevó a los 9.895 puntos. Una penalización que borró de un plumazo los 10.000 enteros “primer soporte clave que tenía el selectivo español”, considera Daniel Salazar, analista de IG Markets. ¿Y ahora? Este experto advierte de que esta pérdida “haría retroceder al selectivo español hasta los 9.800 puntos, para luego hacer un largo recorrido a la baja hasta los 9.000 puntos”. Salazar advierte de que los índices van a la deriva, tienen poca fuerza “y podría ser incluso posible ver al indicador en los 10.800 puntos, nivel óptimo para deshacer posiciones”.

Pero a falta de conocer lo que hará el selectivo mañana, son muchas las compañías que se han visto empapadas por los números rojos en la sesión. Mapfre fue el valor que más cedió en la sesión y, al ritmo del 4%, alcanzó los 2.18 euros. Gamesa tampoco vivió su mejor jornada. La compañía recortó un 3.59% y cerró en los 5.10 euros. Un valor que “no tiene ningún intento de darse la vuelta”, reconoce Ana Rafels, analista de Bolsacash quien reconoce que “el siguiente nivel que va a testear con los 4.12 euros y, a pesar de que veamos reacciones alcistas, no se invertirá la tendencia hasta que el valor no supere los 8 euros”.

Los pesos pesados de la bolsa española tampoco presumieron de fortaleza. BBVA se contaba entre los diez valores más penalizados. Cedió un 2.79% con lo que mañana comenzará a cotizar en los 9.36 euros. Santander recortó un 2.29% hasta marcar los 8.97 euros mientras que Telefónica descontó algo más de medio punto porcentual de su cotización y cerró en los 16.95 euros. Iberdrola sufrió una caída del 1.88% mientras que su filial de renovables apenas retrocedió un 0.5%. Repsol redujo un 1.79% el precio de su cotización, que quedó en los 17.55 euros.

A pesar del recorte, hubo valores que pudieron disfrutar de revalorizaciones en sus cotizaciones. Ferrovial sumó un 3.18% y marcó los 6.75 euros en su último movimiento. OHL elevó hasta los 18.86 euros el precio de sus títulos en tanto que Abertis sumó algo más de un punto porcentual el precio de su acción, hasta los 12.53 euros. Enagás, Abengoa y Acciona cerraron el listado de las revalorizaciones, con subidas superiores al 0.20% en la sesión.