Los ministros de Finanzas de la UE han respaldado hoy la propuesta de crear un nuevo órgano europeo encargado de detectar con suficiente antelación los riesgos que puedan poner en jaque la estabilidad del sistema financiero en su conjunto.