Los fondos comunitarios estructurales que recibió España entre 2000 y 2006, que ascendieron a 38.096 millones de euros, la mayor cifra destinada en la UE, no supusieron "impacto alguno" sobre la tasa de crecimiento de las regiones españolas en términos de PIB per capita y productividad, según el número 123 de 'Papeles de Economía Española' de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas).