Los presidentes de los Länder alemanes con fábricas de Opel en su territorio han declarado su apoyo a la creación de una sociedad fiduciaria como solución transitoria para garantizar el futuro de la empresa automovilística Opel (GM) hasta su venta a un nuevo inversor. La solución planteada por el ministro alemán de Economía, Karl Theodor zu Guttenberg, ha recibido el respaldo expreso de los jefes de Gobierno de Hesse, Renania-Palatinado, Turingia y Renania del Norte-Westfalia, según una consulta que publica hoy el rotativo "Süddeutsche Zeitung". Robert Koch, gobernador de Hesse, comenta en el diario que "es necesario cerrar con urgencia" la búsqueda de un nuevo inversor, mientras Kurt Beck, jefe del Gobierno de Renania Palatinado, señala que su Land está dispuesto a apoyar financieramente la sociedad fiduciaria en caso de su creación.