Las plazas americanas recogen beneficios y los inversores se toman un descanso tras la euforia vivida en la sesión anterior en la que se palparon máximos de noviembre. El Dow Jones pierde un 0,13%, el Nasdaq cae un 0,51% y el S&P 500 se deja un 0,42% en una jornada en la que el precio del crudo cede posiciones hasta el entorno de los 70 dólares. El cambio euro-dólar cotiza en 1,4412 unidades.
Wall Street hace caja. Los inversores no lo han dudado y han abandonado la senda alcista que llevó a la renta variable, en la jornada anterior, a tocar máximos que no se veían desde el pasado mes de noviembre. Y es que hoy el mercado americano no tiene ánimos para seguir de fiesta después de conocer la caída que registran los ingresos personales hasta el 1,3% en el mes de julio. Datos que no animan si sumamos además el descenso del 1,6% de las ventas minoristas en Estados Unidos según Redbook Research. A la espera de ver cómo los inversores digieren las cifras de ventas de casas pendientes del mes de junio, el Dow Jones pierde un 0,13%, el Nasdaq cae un 0,51% y el S&P 500 se deja un 0,42%.


La renta variable viene marcada por operaciones corporativas. Destaca el caso de PepsiCo ya que ha anunciado que podría cerrar un acuerdo para comprar por 7.800 millones de dólares tanto Pepsi Bottling como PepsiAmericas. Una noticia que se refleja en la cotización de las compañías implicadas. Así, PepsiCo se anota una subida del 2,50%, Pepsi Bottling suma un 7% mientras que PepsiAmericas repunta 7,46%. Unas ganancias que contrastan con la caída del 0,08% de Wal Mart penalizado por el descenso de los ingresos personales. A la espera de que el mercado conozca las cifras semestrales de Kraft Foods, la compañía cede un 0,20%.

Pero el mal tono se impone también entre las compañías ligadas al sector petrolero tras el recorte de posiciones que ha sufrido el precio del petróleo tras haber alcanzado ayer el nivel de los 71 euros. De este modo, Exxon Mobil pierde un 0,17% en su cotización bursátil, mientras que los títulos de Conocco Phillips ceden un 0,20%.

Y entre el resto de compañías que publican resultados, ADM se deja un 2,90% tras anunciar una caída del 83% de su beneficio neto hasta los 64 millones de dólares, o 10 centavos por acción. La compañía atribuyó la merma en el resultado trimestral a la debilidad de la demanda, lo que generó pérdidas en sus operaciones de etanol y servicios agrícolas. A la que sí parece sentarle bien sus cuentas es a TRW, sube más de un 13% pese a registrar pérdidas en el primer semestre del año, 142 millones de dólares (99,3 millones de euros al cambio actual). La multinacional afirmó que sus resultados semestrales se vieron lastrados por unos gastos de reestructuración de 50 millones de dólares (34,9 millones de euros).