Los expertos en inversión creen que el sector inmobiliario español ha iniciado una reorganización importante y se convertirá, entre los próximos ocho y doce meses, en un mercado más interesante. Esta es una de las conclusiones que se derivan del informe Tendencias del Mercado Inmobiliario en Europa 2008, realizado por PricewaterhouseCoopers y Urban Land Institute, que subraya que el sector inmobiliario sigue siendo "muy atractivo" a pesar de los ajustes que están teniendo lugar en España y Reino Unido.
Según el informe, las expectativas de inversión siguen siendo positivas "en relación a otros activos", por lo que se mantienen las expectativas de entrada de dinero en el sector a través de fondos de capital de riesgo y fondos soberanos. El estudio también señala que las principales ciudades españolas, Madrid y Barcelona, han perdido atractivo para los inversores con respecto al resto de ciudades europeas al pasar de los puestos séptimo y octavo del año pasado al décimo noveno y vigésimo lugar este año. Estambul y Moscú son los destinos que más atraen a los inversores, que sitúan en los últimos puestos de la lista a ciudades como París, Múnich o Zúrich. Madrid y Barcelona también se encuentran en lugares similares en cuanto al riesgo asociado al mercado inmobiliario, tras ocupar el decimoséptimo y vigésimo primer lugar, respectivamente. Los expertos consideran que el mercado madrileño está "demasiado caro", aunque esperan una corrección y una bajada de precios, y auguran mejores expectativas para los próximos meses en los sectores industrial y el hotelero. En el caso de Barcelona, los mercados con mejores oportunidades son el de oficinas y el hotelero.