Los ingresos personales subieron en EEUU un 0,4% en noviembre, mientras que el gasto de los consumidores aumentó un 1,1%, según el departamento de comercio. Además, el índice general de gastos en consumo personal creció un 2,2% en términos interanuales.