Las ventas del mayor fabricante de medicamentos contra el cáncer cayeron en el primer trimestre por encima de las previsiones por los menores ingresos de su producto Tamiflu y la debilidad del dólar. Roche obtuvo unos ingresos de 10.900 millones de francos suizos, 6.836 millones de euros, un 4% menos que en 2007 en francos suizos, aunque crecieron un 10% en dólares.