Un índice diseñado para mostrar la dirección futura de la economía estadounidense subió por cuarto mes consecutivo en julio, lo que representa una nueva señal de recuperación en Estados Unidos. El índice de indicadores anticipados ascendió un 0,6% el mes pasado, luego de subir un 0,8% en junio, informó el lunes The Conference Board. El incremento de junio se había calculado originalmente en un 0,7%.
"Los indicadores sugieren que la recesión está tocando fondo y que la actividad económica probablemente comenzará a recuperarse pronto", dijo Ken Goldstein, economista de The Conference Board.

Los diferenciales de tasas de interés, las solicitudes de beneficios por seguro de desempleo y la semana promedio de trabajo contribuyeron positivamente al índice de julio. Las expectativas del consumidor y los permisos de construcción realizaron una contribución negativa.

El índice compuesto de indicadores coincidentes no registró variación en julio, tras caer un 0,4% en junio. El descenso de junio se había calculado previamente en un 0,2%.

El índice de indicadores rezagados disminuyó un 0,3% en julio, luego de caer un 0,7% en junio.