Los impagos en las pymes aumentarán más de un 16% en 2009, hasta alcanzar los 2.320 millones de euros, ya que el 65% de las pequeñas y medianas empresas se encuentran en una situación de riesgo provocado por la crisis económica, según informó hoy en un comunicado Affirma Abogados & Consultores. La morosidad de las empresas aumentó un 45% en 2008 con respecto al año anterior y la cantidad de facturas impagadas superó los 2.000 millones de euros. El problema de los impagos se ha convertido en una de las principales causas de cierre de las compañías, y durante el pasado año más de 21.000 negocios tuvieron que cerrar por no poder pagar a los proveedores o cobrar a los clientes.