Las grandes entidades financieras en EEUU están usando cada vez más sus propias acciones para pagar los bonus anuales a sus empleados. Según varios analistas esto se debe a la cada vez más estricta regulación de dichas entidades.
 
Además, dichos bancos tuvieron que recibir ayudas por parte del gobierno norteamericano para evitar la quiebra hace un par de años. Durante esta misma semana Bank of America anunció que parte del bonus destinado a sus empleados sería pagado en acciones del propio banco. Eso sí, dejando “vía libre” a aquellos empleados que quisieran vender sus acciones al día siguiente en el mercado, es decir, sin la cláusula que existe en la actualidad en muchas entidades que incluye el compromiso de mantener dichas acciones por un mínimo período de tiempo. También el año pasado, otro banco fue duramente criticado por este motivo. Merrill Lynch destinó 4,000 millones en bonus a sus directivos semanas después de haber publicado pérdidas de 15,000 millones durante el último trimestre de 2008.

Pero las ayudas recibidas por los grandes bancos de EEUU durante el año 2008 no tuvieron mucha repercusión en los bonus que recibieron sus empleados, y es que durante el pasado ejercicio los bonus en Wall Street se incrementaron en un 17% hasta llegar a los 20,300 millones de dólares. Pero muchos de ellos, ya en ese momento, se tuvieron que conformar con acciones en vez de el tradicional efectivo al que estaban acostumbrados. Citigroup pagó un buen porcentaje de ese bonus en acciones y el caso más extremo fue el de Goldman Sachs, que llegó a obligar a sus más altos directivos (treinta en concreto) a recibir dicho bonus íntegro en acciones de la compañía.

Teniendo en cuenta que dichos bonus se reparten durante las primeras semanas del año, ¿sería ese buen momento para ponerse cortos en los bancos de Wall Street?

Síganos en Twitter:

twitter.com/migfreijo
twitter.com/estrategiasTv