Los futuros de los principales índices europeos indicaban, media hora antes del comienzo de la jornada, que la de hoy será otra sesión de recortes tras tres sesiones consecutivas a la baja. Los mercados europeos sumaron ayer la tercera y más importante caída de la semana, influenciadas por los datos negativos de entidades financieras como ING, Allianz o Unicredit y por la evolución del consumo estadounidense. En Madrid, la Bolsa española perdió el 2,9 por ciento aunque mantuvo el nivel de 9.000 puntos, afectada por la caída de la banca y de las plazas internacionales.