Los contratos a futuro sobre los principales índices de acciones en Estados Unidos subían el miércoles, gracias a la fortaleza de los mercados internacionales y la sólida sesión anterior, mientras los inversionistas esperan más noticias sobre el estado de la economía estadounidense y nuevos resultados corporativos.  Los contratos a futuro sobre el Promedio Industrial Dow Jones subían 22 puntos, o un 0,2%, a 10263, mientras que los futuros sobre el S&P 500 escalaban 3,4 puntos, o un 0,3% a 1097,70. Los contratos a futuro sobre el Nasdaq 100 avanzaban 5 puntos, o un 0,3%, a 1804,25.
Gracias a la mejora de los indicadores económicos estadounidenses y la mayor confianza en los esfuerzos de Europa por ayudar a Grecia, el Dow cerró el martes con un alza de 169,67 puntos, o un 1,7%, en 10.268,81, a 11 puntos de su máximo de sesión.

El Índice Compuesto Nasdaq subió un 1,4% y el S&P 500 escaló un 1,8%. Para el miércoles, se espera la publicación del informe de inicios de construcción de viviendas para enero a las 1330 GMT, del indicador de precios de importaciones a la misma hora y del informe de producción industrial para enero a las 1415 GMT.

También se publicarán las minutas de la última reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal.

En el frente corporativo, Toyota Motor podría acaparar la atención del mercado tras anunciar la creación de una fuerza de tarea conjunta para el control de calidad global.

Una serie de compañías informará resultados antes de la apertura, incluyendo Owens Corning Chesapeake Energy  y Deere & Co.

Whole Foods Market podría concentrar la atención del mercado luego de informar un incremento de su ganancia del 71% y subir sus metas financieras para 2010.

En los mercados asiáticos, el índice Nikkei 225 de Japón avanzó un 2,7%, su mejor desempeño en una sola sesión durante este año; el índice surcoreano Kospi subió un 1,7% y el índice Hang Seng de Hong Kong escaló un 1,3%.

Los contratos a futuro sobre el petróleo escalaban 32 centavos a 77,33 dólares por barril, mientras que los futuros sobre el oro caían 1 a 1.118,80 dólares. El euro se debilitaba ligeramente frente al dólar a 1,375 dólares.