Los contratos a futuro de los principales índices de acciones en Estados Unidos se mantenían el jueves por la mañana sin una dirección definida, a medida que el mercado seguía digiriendo las preocupaciones de la Reserva Federal sobre la economía. Los contratos a futuro del Standard & Poor's 500 subían 0,9 puntos a 898,90, los futuros del Nasdaq 100 caían 0,2 puntos a 1447,00, mientras que los del Promedio Industrial Dow Jones ganaban 9 puntos.
El miércoles, los principales índices bursátiles de Estados Unidos concluyeron sin una dirección clara, luego que la Fed decidiera dejar sin cambios las tasas de interés. El Dow cayó 23 puntos a 8300, el índice S&P 500 ascendió 6 puntos a 901 y el Índice Compuesto Nasdaq ganó 27 a 1792. 

En el último mes, los inversores han reducido sus expectativas de que el banco central elevará las tasas. Los futuros a marzo de la tasa interbancaria federal -que se mueven en dirección opuesta a las tasas de interés previstas- han subido 41 puntos base desde sus mínimos de junio.

Lena Komileva, analista de Tullett Prebon, dijo que la Fed no era el único banco central activo el miércoles. "En realidad, los cinco mayores bancos centrales del mundo, la Fed, el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra, el Banco Nacional de Suiza y el Banco de Japón, usaron diferentes métodos en un sólo día para enviar el mismo consistente mensaje a los inversionistas globales: los riesgos sistémicos no han desaparecido, una recuperación no está garantizada, se requieren mayores esfuerzos para alcanzar estabilidad financiera y una recuperación", dijo en un informe para sus clientes.

Nike podría registrar cierta presión el jueves. La ganancia de la empresa disminuyó el 30% en el cuarto trimestre fiscal.

Bed Bath & Beyond podría subir tras informar que su ganancia aumentó el 14% y emitir una proyección que superó las expectativas de Wall Street.