El carismático inversor estadounidense Warren Buffet, el segundo hombre más rico del planeta, según la revista Forbes, y conocido popularmente como el Oráculo de Omaha, afirma ser incapaz de apreciar por el momento brotes verdes en la economía, aunque está convencido de que éstos "se producirán". "He buscado y no he visto ninguno. Me operaron de cataratas en el ojo izquierdo hace un mes y creo que ahora seré capaz de ver esos brotes verdes, pero no estamos viéndolos ya sea en las manufacturas, el sector minorista (...) por lo tanto aún no ha ocurrido, se producirán, pero todavía no ha sucedido", afirma el presidente de Berkshire Hathaway en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNBC.
Asimismo, Buffet afirma que en términos de una recuperación de la economía, este hecho "aún llevará tiempo", puesto que hubo "un montón de excesos" que deben corregirse y el proceso todavía está en marcha y lo estará aún por un periodo de tiempo.

"En el informe anual (de Berkshire Hathaway) comenté que la economía estaría sumida en el caos este año y probablemente más tiempo. Me temo estar en lo cierto", añade.

Por otro lado, el Oráculo advierte de que el desempleo sigue siendo el problema fundamental para el Gobierno y apunta que seguirá creciendo, lo que "demorará la recuperación".

APOYA A BERNANKE Y TEME UNA FUERTE SUBIDA DE LA INFLACIÓN


Por otra parte, Buffet no duda en elogiar la respuesta del presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben S. Bernanke, a la crisis y considera que "no se podría haber hecho mejor".

"Adoptó acciones decisivas en un momento en el que realmente se necesitaban este tipo de medidas, acciones extraordinarias, cosas que no habíamos hecho antes. No hicieron todo perfectamente, pero es que nadie lo hace", señala el inversor.

En cuanto a la evolución de la inflación, Buffet reconoce que no está "nada preocupado" por el riesgo de deflación, sino todo lo contrario, puesto que admite que algunas de las medidas adoptadas en la actual "guerra económica" podrían permitir una fuerte subida de la inflación en el futuro.

"Hemos tomado medidas en la pelea de esta guerra económica que ciertamente siembran las semillas de una inflación considerable más adelante.

No en seis meses o en un año, pero hemos hecho cosas que incrementan la probabilidad de elevadas tasas de inflación en algún momento", augura.