Los contratos a futuro sobre los principales índices bursátiles estadounidenses subían el viernes por la mañana, luego que el Gobierno informara que las pérdidas de empleos en mayo fueron mucho menores que las esperadas por Wall Street, aunque la tasa de desempleo se ubicó en el 9,4%, porcentaje superior al esperado.
Las cifras de abril fueron revisadas para mostrar menores pérdidas de empleo. Los futuros del S&P subían 17 puntos y los del Dow 132 puntos. El precio del petróleo también repuntaba, al ubicarse por encima de los US$70 el barril. 

El jueves, los principales índices bursátiles de Estados Unidos concluyeron la sesión en alza gracias al ascenso de los bienes básicos. El Dow ganó 74,96 puntos a 8.750,24, el S&P 500 sumó 10,70 a 942,46 y el Índice Compuesto Nasdaq avanzó 24,10 puntos a 1.850.

La atención del mercado estará centrada el viernes en las cifras de nóminas de empleo no agrícolas, que se darán a conocer a las 1230 GMT. Economistas esperan que el informe revele que la economía perdió alrededor de 500.000 empleos en mayo, la menor pérdida desde octubre, aun cuando sería una de las peores de los últimos 35 años.

Entre las acciones en el centro de la atención, Citigroup Inc. subía un 1% antes de la apertura luego que The Wall Street Journal informara en su edición del viernes que la Corporación Federal de Seguro de Depósitos de Estados Unidos, o FDIC, está presionando a la empresa para que reorganice su plana gerencial, con lo que se cierne una amenaza en el futuro del presidente ejecutivo de la compañía, Vikram Pandit. El diario alude a fuentes cercanas a la situación.

Wal-Mart Stores Inc. también podría ser centro de atención, pues el grupo sostendrá el viernes su reunión anual de accionistas. Apple Inc. subía un 2% luego que The Wall Street Journal informara que Steve Jobs podría retomar el mando de la empresa este mes tras una ausencia por razones de salud.

La libra esterlina se veía presionada el viernes ante la reestructuración de Gabinete anunciada por el Primer Ministro británico Gordon Brown, en un último esfuerzo por mantenerse en el poder. El dólar no registraba un rumbo claro frente al euro y al yen.
Los mercados asiáticos cerraron en su mayoría al alza ante el optimismo por un repunte en la demanda mundial. Pese a ello, los volúmenes de cotización fueron bajos, a la espera de las cifras de empleo en Estados Unidos.

En China, el Índice Compuesto de Shanghai, que sigue el desempeño de las acciones A y B, cerró con un descenso del 0,5% a 2.753,89. Por su parte, el Índice Hang Seng de acciones líderes cerró en Hong Kong con un ascenso de 176,76 puntos, o un 1%, a 18.679,53.