El mercado estadounidense cotiza en positivo en la pre-apertura, a la espera de las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal. Si bien no será hasta mañana, en el discurso de su presidente posterior a la reunión de dos días que se inicia hoy, algunos inversores esperan ya filtraciones este mismo martes. En las últimas semanas la renta variable ha corregido y los bonos han aumentado su rentabilidad por miedo a que la Fed anuncie una retirada prematura de las inyecciones de liquidez, sin embargo, hoy los inversores vuelven a acercarse a Wall Street para comprar. El futuro del S&P 500 sube un 0,24%, el del Nasdaq un 0,37% y el del Dow Jones un 0,21% hasta los 15.152 puntos. En el mercado de divisas, el euro-dólar roza las 1,34 unidades.


Los inversores parecen dispuestos a impulsar las acciones, pero con cautela, ante la creciente esperanza de que la Fed mañana no anuncie una reducción de los estímulos monetarios, a tenor del empeoramiento de algunos datos macro conocidos últimamente. Así pues, los futuros suben ligeramente. (Ver: Bernanke, el hombre que mueve los hilos del mercado)

No será hasta mañana cuando el organismo presidido por Ben Bernanke comunique su hoja de ruta para la política acomoditica, la cual, se referenciará básicamente a dos variables: el desempleo y la inflación. Al hilo, hoy la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. publicará el Índice de Precios al Consumidor (IPC), indicador del gobierno para la inflación. Además, la Oficina del Censo publicará datos sobre viviendas iniciadas y permisos de construcción, en un ambiente en el que el mercado inmobiliario estadounidense da claras señales de fortaleza.

Los principales índices estadounidenses terminaron con subidas la jornada del lunes, después de un día volátil, y parece que los inversores probablemente se mantendrán al borde hasta que escuchen los planes de acción concretos de la Reserva Federal,

En el plano corporativo, atención a Sony, cuyas acciones suben en la pre-apertura luego que el hedge fund Dan Loeb's Third Point haya aumentado su participación y está promoviendo una escisión parcial de su negocio de entretenimiento.