Los indicadores estadounidenses pasan la resaca de subidas de ayer coloreados de rojo. El S&P 500 cede 6,1 puntos, el Dow Jones, 63 puntos, y el Nasdaq 100, 9,75 puntos. Mientras, en el mercado de divisas el euro sube a 1,429 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas se cotiza a 98,78 dólares.

La falta de acuerdo para el rescate de Grecia y el castigo a los bancos europeos se cargan las expectativas de seguir sumando posiciones en Wall Street. El parqué estadounidense se enfrenta a una apertura negativa antes de que se conozcan importantes datos económicos.

Hoy se publicarán datos de consumo y producción, claves para confirmar la idea de que la economía de EE.UU. se está desacelerando.

El Departamento de Trabajo dará a conocer el índice de precios al consumidor de mayo, para el cual los economistas esperan un incremento del 0,1%, en comparación con el aumento de abril de 0,4%. Los precios al consumidor probablemente muestren un estancamiento en mayo, provocado por los precios de los productos básicos más débiles. Esto, además, podrían aliviar un poco la presión sobre la Reserva Federal y la posibilidad de comenzar a endurecer la política monetaria.

Además, también se conocerá el índice manufacturero de junio de Nueva York. Los economistas esperan una lectura de 12.50, en comparación con 11,88 en mayo.

En cuanto a los datos de producción industrial de mayo, los economistas, según un sondeo de Reuters, esperan un aumento del 0,2%.

En el apartado empresarial, antes de salir a cotizar, Pandora fijó el precio de sus acciones en 16 dólares. La compañía planea vender 14.700.000 acciones que planea vender. Pandora está valorada en unos 2,5 mil millones de dólares.

Habrá que estar atentos a lo que haga General Electric, pues el vehículo financiero de la compañía podría estar en conversaciones avanzadas con Royal Bank of Scotland para comprar su división de leasing, Lombard Vehicle Management.