Los fiscales especiales que investigan el presunto caso de corrupción de la firma surcoreana Samsung Group han señalado este jueves que han acusado al presidente de la compañía, Lee Kun-Hee, de evasión fiscal y prevaricación, aunque no han encontrado evidencias sobre el cargo de soborno. El panel independiente también ha asegurado a otros nueve directivos de Samsung junto con Lee, entre ellos el consejero delegado de Samsung Fire & Marine Insurance Co (000810.SE), Hwang Tae-Seon. Hwang es el único ejecutivo que tendrá que hacer frente a cargos relacionados con presuntos sobornos.