Dos centros de estudios económicos alemanes coincidieron hoy al corregir drásticamente a la baja sus respectivas previsiones de crecimiento para Alemania en 2012 a causa de la crisis de endeudamiento de la zona del euro.
 No obstante, ninguno de los dos institutos prevé que la mayor economía de Europa entre en recesión, como sí se espera que suceda con algunos de sus principales socios comerciales dentro de la Unión Europea (UE).

El Instituto para la Economía Mundial (IfW) de Kiel (norte del país) prevé que el crecimiento del producto interior bruto (PIB) alemán sea en 2012 del 0,5 %, frente al 0,8 % pronosticado anteriormente.