Los españoles son los ciudadanos de la Unión Europea más preocupados por la posibilidad de perder el empleo o de que se queden sin trabajo sus parejas o sus hijos como consecuencia de la crisis económica, según una encuesta del Eurobarómetro hecha pública hoy. El 65% de los españoles se declara inquieto por el riesgo de perder el trabajo, mientras que el 72% teme que sea su cónyuge la que se quede en el paro, y el 77% ve peligrar el empleo de sus hijos. Estos porcentajes son los más altos de toda la UE y se sitúan muy por encima de la media comunitaria (32%, 38% y 47%, respectivamente).