El mercado neoyorquino comienza con ganas de subir después de conocer los buenos datos de productividad –suben un 6,3%, más de lo esperado- y de costes laborales – bajan un 2%, más de lo esperado-. Además de estos datos lo inversores conocían, ya con el mercado abierto, el ISM no manufacturero de noviembre –cae hasta los 54,1 puntos- y los pedidos de fábrica de octubre –suben un 0,5%-. Todo ello sin olvidar los habituales datos semanales de solicitudes de hipotecas –suben un 22,5%- y los inventarios de crudo. A la espera de conocerse este último dato el precio del petróleo se sitúa en los 90 dólares el barril. Así, en los primeros minutos de negocio el Dow Jones de Industriales suma un 0,88% hasta los 13.364 puntos, el tecnológico Nasdaq se revaloriza un 1.09% hasta los 2.648 puntos mientras que el S&P 500 sube un 0,95% hasta los 1.476 puntos.
Jornada intensa en cuanto a datos macroeconómicos se refiere. Datos que los inversores esperan que sirvan como argumentos para que la Reserva Federal rebaje los tipos en medio punto el próximo día 11 de diciembre. Antes del toque de campana se conocían la productividad en las actividades laborales no agrícolas de EEUU que registró un avance del 6,3% en el tercer trimestre respecto al segundo, frente al avance provisional del 4,9%, según datos definitivos. En cuanto a los costes laborales unitarios, bajaron un 2% frente al retroceso del 0,2% provisional 1,1% y la bajada del 1,1% que esperaba el mercado. Por otra parte también se conocía el informe de empleo ADP del mes de noviembre que prevé que las nóminas de empleos no agrícolas en el sector privado habrían aumentado 189.000 durante noviembre. Esto se compara con el incremento de 60.000 previsto por los economistas, según un sondeo de Dow Jones Newswires. Una vez abierto el mercado los inversores se hacían eco del ISM no manufacturero de noviembre que cayó hasta los 54,1 puntos desde los 55,8 de octubre. El dato es peor de lo esperado ya que los analistas habían previsto un descenso hasta los 55 enteros. Por su parte los pedidos de fábrica de octubre subieron un 0,5% el pasado mes de octubre, frente a la subida del 0,3% de septiembre. El consenso del mercado había pronosticado que los pedidos se mantuvieran estables. Además de estos datos se conocía el habitual dato semanal de solicitudes de hipotecas que subió un 22,5%, hasta un total desestacionalizado de 791,8 en la semana que finalizó el 30 de noviembre. Los inversores también estarán muy atentos al dato de inventarios semanales de crudo que se canceran a las 16:30 hora española. A la espera de este dato el precio del West Texas vuelve a subir hasta los 90 dólares el barril. Además, en la reunión de la OPEP finalmente se acordó dejar sin cambios la producción, pese a los llamamientos de las naciones consumidoras para que el grupo que bombee más. Sin embargo, el organismo acordó revisar la decisión en enero, cuando prevé encontrarse nuevamente antes de su reunión ordinaria de marzo. Gráfico Dow Jones