Los créditos concedidos por la banca a las familias para la compra de una vivienda siguieron desacelerándose, al crecer un 0,9% en junio respecto al mismo mes del año anterior, lo que supone la tasa más baja de los trece años en que hay serie histórica, hasta alcanzar un importe de 670.112 millones de euros, según datos del Banco de España. Hace un año, estos créditos crecían a un ritmo del 8,1%.