Más de 1.560 empresas en España se declararon insolventes entre octubre y diciembre de 2009, un incremento del 31 por ciento respecto al trimestre anterior, según el baremo concursal presentado el lunes por PricewaterhouseCoopers. "Es importante señalar que no se ha mantenido la tendencia a la baja registrada en el tercer trimestre del año, lo que refleja la situación financiera por la que se encuentran las empresas españolas", dijo la consultora en una nota de prensa. En el conjunto del año, tuvieron lugar 5.860 concursos, un aumento del 104 por ciento frente a 2008.