El número de empresas y personas que se declararon en concurso de acreedores alcanzó un nuevo récord al situarse en 1.803 en el primer trimestre del año.

La suspensión de pagos en el primer trimestre subió un 5,9%, respecto al comienzo de 2010.

Según la Estadística del Procedimiento Concursal publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ese ascenso se debió a que la cifra de empresas insolventes se incrementó el 8,3 por ciento, hasta 1.552, mientras que los particulares que recurrieron a estos procedimientos bajaron un 7 por ciento en tasa interanual, hasta totalizar 251.

Los expertos esperaban esta nueva alza pese a que las empresas y particulares que se acogieron al concurso de acreedores el año pasado se redujeron un 7,2%, hasta 5.750.