Los camiones registraron el peor descenso de la historia en las matriculaciones automovilísticas españolas durante abril, con una caída del 75,7 por ciento y un volumen de sólo 897 unidades, frente a las 3.685 del mismo mes del año pasado. Este mercado ni siquiera repunta en el acumulado anual, pues a las 14.267 unidades matriculadas entre enero y abril de 2008 se oponen las 3.921 del primer cuatrimestre de este año (10.346 unidades menos), es decir el 72,5 por ciento menos, informaron hoy las asociaciones automovilísticas de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam).