Jornada de subidas en la renta variable española, motivada –dicen los expertos – por el acercamiento de posturas en torno al precipicio fiscal en Estados Unidos. Quizás por ello, los expertos se decanten por sobreponderar los grandes: Repsol, Iberdrola, Santander y BBVA, recomendaciones de compra.
Sin duda es una buena noticia que los mercados de renta variable hayan comenzado la sesión al alza. Y eso que, destacan los expertos, es destacable la ausencia en el volumen de negociación motivada por la prohibición de las posiciones cortas. Aun así, es mejor fijarse en las noticias positivas “como el acercamiento de posturas durante el fin de semana en torno al precipicio fiscal estadounidense”, reconoce Antonio Cortina, director adjunto del servicio de estudios de Banco Santander.

Aprovechando este optimismo, las casas de análisis han optado por salir de compras en el mercado español. Y los grandes vuelven ser los protagonistas. Empezando por los del sector financiero. A medida que vamos conociendo algunos detalles sobre Sareb, banco malo, los expertos de Carax Alphavalue resaltan que parece que Santander invertirá en tanto que parece que BBVA se lo piensa. Aun así, lanzan recomendación de compra sobre los títulos de la entidad que preside Emilio Botín – con un objetivo que establecen en los 8.70 euros – mientras que para su homóloga vasca restablecen un precio de 8.71 euros.

Evolución BBVA (naranja) frente a Banco Santander (verde). Fuente: Bloomberg


Con recomendación de “añadir” se pronuncia la casa de análisis sobre Repsol. Después de los rumores de acercamiento entre los gobiernos de Argentina y España, el presidente de la petrolera se mostró más optimista de cara a alcanzar un acuerdo sobre la compensación de Argentina sobre la expropiación de YPF. El precio que establecen sobre la petrolera es de 16 euros.

Los expertos de Barclays sobrponderan los títulos de Iberdrola en cartera, con un objetivo de 4 euros. Sin embargo, no corren la misma suerte los títulos de UBS – con recomendación de vender , aunque mantienen el objetivo en torno a los 1.10 euros por acción.