Hasta septiembre Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 1.804 millones, un 66% menos que un año antes, tras cubrir el 90% con provisiones por valor de 14.543 millones, frente a 7.322 millones del mismo periodo de 2011.

Las ganancias de Banco Santander no han llegado a cumplir con las expectativas. Los expertos pronosticaban un beneficio atribuido de 2.910 millones, frente a los 1.804 millones obtenidos.

Las dotaciones para morosos ascienden a 9.533 millones y permiten que la tasa de cobertura de insolvencias suba nueve puntos, hasta el 70%.

Los saneamientos del riesgo inmobiliario en España con cargo a los resultados de 2012 se sitúan en 5.010 millones, y ya se ha cubierto el 90% de las exigencias de los Real Decreto-ley de febrero y mayo.

La exposición al sector inmobiliario baja en 5.500 millones en nueve meses, hasta 26.500 millones. El stock de inmuebles adjudica-dos cae por segundo trimestre consecutivo.

El core capital se sitúa en el 10,4%. Las pruebas de esfuerzo realizadas por Oliver Wyman señalan que Santander tendría un superávit de capital de 25.297 millones en 2014 en el escenario más adverso contemplado.

El crédito alcanza 754.094 millones, un 3% más que un año antes, y los depósitos 642.607 millones, lo que supone un aumento del 4%.

Latinoamérica aporta el 50% al beneficio del Grupo (Brasil 26%, México 13% y Chile 5%); Europa Continental, el 28% (España 16%, Polonia 5% y Alemania 4%); Reino Unido, el 13%, y Estados Unidos, el 9%.