Los seis grandes bancos japoneses perdieron 9.100 millones de dólares durante el año fiscal 2007, que concluyó en marzo, a causa de la crisis de las "subprime" en Estados Unidos, según se desprende de sus resultados. En total, las seis primeras corporaciones bancarias de Japón -Mitsubishi UFJ, Mizuho, Sumitomo Mitsui, Resona, Chuo Mitsui Trust y Sumitomo Trust- redujeron su beneficio neto en un tercio (33,9%) respecto a los resultados del año anterior, de acuerdo con las estimaciones de la agencia local Kyodo. Los efectos derivados de la crisis de las llamadas "hipotecas basura" provocaron unas pérdidas combinadas cercanas al billón de yenes, en concreto de 945.500 millones de yenes (9.100 millones de dólares) durante el año fiscal 2007.
Esa cantidad es muy inferior a las pérdidas sufridas por otras grandes corporaciones bancarias en Estados Unidos y en Europa -la suiza UBS se dejó lo mismo sólo en el primer trimestre del año-, pero a la vez es muy superior a lo que los bancos nipones pronosticaron en un primer momento. En concreto, las pérdidas son 3,4 veces mayores de lo previsto hace sólo seis meses. En total, el beneficio neto combinado de los seis grandes bancos nipones supuso 1,87 billones de yenes (17.991 millones de dólares) en el año fiscal 2007 que concluyó en marzo, un 33,9% menos que en el ejercicio anterior. Ha sido además el segundo ejercicio consecutivo en que ha caído el beneficio neto de los seis grandes bancos nipones, caracterizados por su conservadurismo y escasa exposición al riesgo. El primer banco de Japón, el grupo financiero Mitsubishi UFJ, anunció hoy mismo que su beneficio neto cayó un 27,7% en 2007, hasta los 636.620 millones de yenes (6.131 millones de dólares), aunque sus ingresos por operaciones fueron 6,39 billones de yenes (61.528 millones de dólares), casi un 5% más. Para el actual año fiscal, el primer grupo bancario nipón prevé un ligero incremento, del 0,5%, tanto de su beneficio neto, hasta los 640.000 millones de yenes (6.161 millones de dólares), como de sus ingresos por operaciones, hasta los 6,4 billones de yenes (61.610 millones de dólares). Sin embargo, Sumitomo Mitsui Financial Group (SMFG) vio crecer su beneficio neto un 4,6% en el año fiscal 2007, hasta los 461.540 millones de yenes (4.424 millones de dólares), y para el actual ejercicio fiscal espera un incremento del 4%, hasta los 480.000 millones de yenes (4.590 millones de dólares). El banco más afectado por la crisis subprime fue Mizuho, que presentó unas pérdidas relacionadas con la crisis de 645.000 millones de yenes (6.149 millones de dólares), por lo que su beneficio neto se redujo a la mitad hasta los 397.120 millones de yenes (3.780 millones de dólares). Sumitomo Trust y Chuo Mitsui presentaron unas pérdidas de 79.300 millones de yenes (761 millones de dólares) y 5.200 millones de yenes (49 millones de dólares), respectivamente, mientras que su beneficio neto se redujo en un 36,3% y un 20,7%. El Resona fue el único banco que en el pasado año fiscal no sufrió pérdidas relacionadas con la crisis subprime, pero su beneficio se redujo en un 54,5% hasta los 302.820 millones de yenes (2.910 millones de dólares).