Los bancos de la eurozona endurecieron en el primer trimestre del año sus condiciones para conceder créditos tanto a las empresas como a particulares para la compra de una vivienda.

Así se desprende de una encuesta que el Banco Central Europeo (BCE) realizó entre el 14 y el 31 de marzo a 124 bancos de la zona del euro, sondeo que la autoridad monetaria lleva a cabo cada tres meses para tomar el pulso al mercado crediticio.