La mayoría de los accionistas de Bear Stearns ha aprobado la venta de la compañía a JPMorgan Chase. Esta votación termina la historia de 85 años del banco estadounidense, que tenía un valor bursátil de 20.000 millones de dólares en enero del 2007, pero que será comprada por sólo 1.000 millones de dólares después de una crisis de confianza que dejó a Bear al borde de la quiebra. La reunión fue dirigida por el presidente el James Cayne. Está previsto que el acuerdo de venta se cierre el viernes. JP Morgan ya posee cerca de la mitad de las acciones en circulación de Bear Stears