¿10.000 puntos sí o no?. Era la pregunta a la que tenía que responder el selectivo español durante esta semana y la balanza se ha decantado por la segunda opción. La volatilidad volvió a jugar una mala pasada al Ibex35, que afronta la última sesión de la semana en los 9.586 puntos. Pero ¿y ahora? Los expertos miran más allá de los 10.000 enteros advirtiendo eso sí, de que los mínimos podríamos volver a verlos nuevamente.
Los 10.000 puntos estaban sobre la mesa. Lo único que se esperaba durante la semana era mantenerlos…pero la volatilidad volvió a jugar una mala pasada al selectivo español. En contra jugó nuevamente el sector financiero. La rebaja de calificación de Fitch hacia el sector financiero francés – con BNP Paribas a la cabeza- volvió a dar un mazado a la confianza de las entidades españolas. Noticias que se vieron neutralizadas con la decisión del Banco de China de flexibilizar su política monetaria para conseguir una apreciación del Yuan - y que consiguió elevar al Ibex35 hasta los 10.071 puntos. Una decisión que lejos de frenar los problemas de empleo o exceso de exportaciones chinas “responde a la necesidad de buscar un modelo de crecimiento más estable, una situación que no va a cambiar de la noche a la mañana”, reconoce Felix González, socio director de Capitalia Familiar EAFI.

Es por ello que la lectura semanal del selectivo español siguen siendo números rojos. Ya es algo “más que una recogida de beneficios pues las dudas vuelven a seguir por parte de los inversores y los datos macroeconómicos parecen demostrar que siguen siendo necesarias las ayudas de los gobiernos”, reconoce Álvaro Blasco, director de Atlas Capital. Una declaración que encuentra su apoyo en las últimas palabras del mandatario de la Reserva Federal, Ben Bernanke reconociendo un mayor impacto de la crisis europea en la economía americana, un menor consumo privado y un desempleo que no se reduce al ritmo adecuado. ¿La conclusión? “Una menor velocidad de recuperación de la que se estaba descontando con una parte positiva, un período más amplio de tipos de interés bajos”.

El Ibex35 ¿ha tocado techo?

Y ahora la pregunta ¿hacia dónde navegará la renta variable? Alberto Rodríguez, director de mercadoscotizados.com admite que “una vez superada la resistencia en los 9.500 puntos se ha visto cómo ha reaccionado al alza de una forma importante (…) por lo que ante un movimiento tan vertical cabe pensar que los movimientos pueden continuar”. Eso sí, sin olvidar que estamos en una zona de resistencias “donde ha salido mucho papel otras veces y puede hacer un giro”.

De hecho, Alejandro Martín, subdirector en España de HanseaticBrokerhouse afirma que “el rebote se ha prolongado más de lo que pensaba por lo que vamos a volver a hacer y tocar los mínimos de junio, en 8.600 puntos”. Jesús Bermejo, director en España de Hanseaticbrokerhouse reconoce que “una vez perdidos los 9.700 puntos el selectivo puede ir a buscar los 9.350 puntos y de ahí descender nuevamente a los 8.600 enteros”. En el caso de que no consiga superar los 10.070-10.080 puntos “no veremos ningún rebote adicional y tendremos precios más bajos”.

Pero ¿y si miramos a Europa? El DAX alemán pierde un 1.24% en la semana. Sin embargo, tiene una resistencia “en los 6.635 puntos – máximos de abril- que probablemente le podría llevar a esos niveles de referencia”. Alberto Rodríguez reconoce que “el índice podría estar formando un doble suelo dese mayo co pautas de mínimos puestas y parada en directriz alicsta de la zona de mínimos que puede llevarle a empujar por encima de los 6.400 puntos”. Este experto apuesta por vigilar los 6.300 de puntos.

Una tendencia que se extiende a los índices del otro lado del Atlántico. Fidelio, de analistas bursátiles reconoce que “muchos – entre los que nos encontramos- esperaban que las subidas se prolongasen hasta la zona de los 1.150 puntos del S&P500 para caer de nuevo y formar un peligros HCH en gráfico diario”. Este experto advierte de que “los índices se han quedado a tan sólo un 2% de dichos objetivos así que cabe la posibilidad de que ya estén dibujando el segundo hombro de dicha formación”: En tal caso, las bajadas continuarían en las próximas jornadas hacia la clavicular del HCH, en 1.050. O puede que en algún punto los índices reinicien las subidas para llegar a los niveles objetivos comentados inicialmente. La clave –prosigue Fidelio- está en si aguanta o no el soporte actual de 1.085 del SP.