El selectivo se va de fin de semana sin agarrar los 12.000 puntos en una sesión que cierra en rojo para casi todos los valores. Sólo 6 títulos (Acciona, Acerinox, Banesto, Grifols, Iberdrola Renovables e Iberia) han conseguido salvarse de la quema, algo que no ha sido suficiente para el Ibex 35 que echa el cierre hasta el lunes en los 11.845 puntos tras descender un 1,29%. La moneda única, por su parte, se cambia en el entorno de los 1,437 dólares y el barril de petróleo se compra y vende a 77,64 dólares.
El Ibex 35 cerró la segunda semana del año con un descenso del 2,61% tras el repunte de casi el 2% registrado en la pasada semana, con lo que el selectivo marcó su nivel mínimo desde finales de diciembre y terminó en 11.845 enteros.

La euforia alcista de comienzos de año dejó pasó esta semana a la incertidumbre y los inversores optaron por hacer un alto en el camino a la espera de ver el rumbo que siguen los mercados. La semana se saldó con cuatro sesiones en negativo y los grandes valores en los primeros puestos de descensos.

El sector financiero fue uno de los más castigados tras la medida anunciada por el presidente de EE.UU, Barack Obama, de gravar con impuestos a aquellas entidades que superen los 50.000 millones de dólares en activos.

El director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Khan, celebró el anuncio del presidente de EEUU, Barack Obama, con el objetivo de recuperar "cada centavo" gastado por los contribuyentes en el rescate del sector.

El mercado no discriminó esta semana y, aunque los expertos esperan que el impacto de la medida en los bancos españoles sea "mínimo o nulo", pasó factura a su cotización. Así, Banco Popular cayó un 4,31%, seguido de Banco Santander (-3,84%), Bankinter (-2,99%), Banesto (-2,94%), BBVA (-2,59%) y Banco Sabadell (-1,24%).

Además, Banesto, que inauguró la temporada de resultados, puso en alerta a los inversores sobre la evolución que registrarán las cuentas del resto de entidades y comenzaron a descontar recortes en los beneficios de las entidades. No obstante, el banco que preside Ana Patricia Botín lanzó un mensaje optimista al mercado sobre la recuperación de la actividad pese el descenso del resultado.

Las referencias macro dominaron toda la semana, entre ellas, la esperada aparición del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, que tras mantener los tipos de interés en el 1%, confirmó la recuperación económica de la Eurozona, aunque advirtió a España de las tareas que aún le quedan por hacer para salir de la crisis.

La segunda semana bursátil del año también estuvo marcada por algunas noticias empresariales, como la reunión extraordinaria de Repsol YPF que ratificó finalmente a Antonio Brufau al frente de la petrolera, que registró una caída semanal del 2,18%.

Los inversores también centraron su atención en Telefónica, que perdió un 3,58% en la semana, y las eventuales consecuencias que tendrá en la operadora la decisión del gobierno venezolano de devaluar el tipo de cambio de la moneda de su país con respecto al dólar en hasta un 50%.

En este contexto, la semana, en la que también comenzó la temporada de resultados en EE.UU., se saldó con sólo seis valores en positivo: Inditex (+3,62%), Grifols (+3,36%), Iberia (+0,53%), Criteria (+0,53%), Iberdrola Renovables (+0,47%) y Endesa (+0,32%).

Los mayores descensos de la semana correspondieron a FCC (-7,6%), OHL (-5,47%), ArcelorMittal (-4,37%), Gamesa (-3,98%), Abertis (-3,77%), Sacyr Vallehermoso (-3,18%), BME (-3,03%), Indra (-2,46%) y ACS (-2,30%).