La firma de defensa ha registrado un beneficio neto de 766 millones de dólares, lo que supone un incremento del 22%, gracias a sus divisiones de electrónica y aeronáutica. Además, Lockheed Martin ha revisado al alza su beneficio por acción para el conjunto del ejercicio hasta los 6,85 dólares desde los 6,70 dólares anteriores.