En 2011 LMAX gana el premio como “Mejor Sistema de Operaciones” en Sector de Tecnología Financiera (FST). Con esta tarjeta de presentación ofrecieron un curso de trading en el que la transparencia y la rapidez de ejecución se erigen como parte de sus señas de identidad. Así se presentó ayer en Madrid LMAX, una nueva forma de interpretar la bolsa.
Andreas Wigström, jefe del departamento internacional de desarrollo de LMAX quería dejarlo muy claro, “no somos un broker, LMAX es una bolsa”. Una bolsa en la que el inversor podrá encontrar por señas de identidad, la rapidez de ejecución, la máxima transparencia y la neutralidad para operar con todo un abanico de CFD´s y divisas.

Pero ¿cual es la gran ventaja? Una de las novedades que introduce LMAX para sus usuarios es la de eliminar el spread fijo. De esta manera el inversor se puede beneficiar del amplio volumen que se mueve en el mercado sea cual sea su inversión. A más volumen, más reducidos serán los spreads.

La manera de operar de LMAX hace que los precios de Forex que se ofertan sean los mismos que ofrecen los principales bancos de liquidez (JP Morgan, Merrill Lynch etc…). “El resto de brokers actuales son creadores de mercado, con spreads fijos”.

Los clientes retail tendrán por tanto las mismas condiciones que los institucionales con los mismos spreads y las mismas comisiones.


Un momento del seminario de LMAX ayer en Madrid

Manuel Domínguez Blanco director general de TechDivisas, partner de LMAX y Miguel Freijo, jefe de análisis, fueron los encargados de llevar la batuta en una sesión informativa celebrada ayer en el Hotel NH Sanvy de Madrid, donde un centenar de asistentes fueron testigos de primera mano de un pequeño curso de trading.