El grupo bancario británico Lloyd's Banking Group, surgido tras la fusión de Lloyd's TSB y HBOS y participado por el Gobierno en un 43%,tras verse forzado a recurrir a ayudas públicas, planea ampliar capital hasta en 15.000 millones de libras (unos 17.500 millones de euros) con el objetivo de reducir su dependencia del plan de garantías públicas para activos 'tóxicos' pactado con el Tesoro británico, según informa el diario 'The Times'.