La ampliación de capital de 500 millones de euros que pondrá en marcha Liberbank deberá llevarse a cabo con un deceunto de hasta el 45%, según esperan los expertos de Santander, de acuerdo con una información que publica “El Independiente”.

El diario ha consultado a varias firmas de análisis y todos coinciden en que los inversores exigirán descuentos importantes para acudir a la operación de Liberbank. Los más exigentes son los de la entidad que preside Ana Patricia Botín.

De acuerdo a un comunicado al que ha tenido acceso la publicación, estos expertos apuntan que hay apetito por parte de los inversores, aunque hay dudas, con lo que “no se debe dar por sentado que la operación se completará con éxito”.

En su opinión “hay apoyo de todos los accionistas principales, sin embargo, las fundaciones de las cajas de ahorros -controla el 44% del capital-, carentes de efectivo, tendrán que autofinanciar el acuerdo y, según nuestros cálculos, sólo podrán suscribir en torno al 8% de la emisión de derechos”.

Con esta ampliación, la firma quiere sanear el balance, mejorar sus ratios de morosidad y la tasa de cobertura.

Aunque algunos analistas creen que la entidad ha tomado esta decisión para garantizar su vida en solitario, en Santander consideran que la limpieza que realizarán con esos 500 millones podría incrementar su atractivo y, de esa forma, propiciar una operación corporativa que diera salida a algunos de sus accionistas.

Hay que recordar que tras la venta del Popular, los inversores señalan a Liberbank como el próximo banco que podría ser absorbido.

En opinión de los analistas del banco que preside Ana Botín, “la mayoría de los inversores piensa que el aumento de capital mejora el perfil de riesgo general y el atractivo de Liberbank como objetivo de una posible operación corporativa, que podría ser una estrategia para dar salida a algunos de los accionistas más grandes”.

Por el momento, la firma aún no ha aprobado la operación, que deberá ser sometida a consideración en Junta de accionistas el próximo 9 de octubre. Habrá que ver cómo se comporta el valor en estos días y cómo se tomará el mercado la dilución que se producirá entre su accionariado esta inyección de capital.

En estos momentos, la compañía capitaliza 742 millones de euros, con lo que esos 500 representarían un 67% de su valor actual en bolsa.

Los analistas están muy divididos en cuanto a su consejo. Según Factset, un 31% de las firmas que siguen el valor apuestan por comprar, el 38% por mantener y el el otro 31% por las ventas.  El precio medio objetivo, que probablemente se ajuste tras conocerse al precio al que se pondrán en venta las nuevas acciones, está situado en 1,02,  con lo que por el momento es una métrica poco representativa.

Por el momento, Liberbank se deja un 18% en el año, casi todo lo que ha cedido desde que se anunció la operación.

Liberbank histórico