El crecimiento de la economía latinoamericana se acercará este año al 5 por ciento, cinco décimas por encima de la última previsión oficial del Banco Mundial, según las estimaciones del economista jefe de este organismo para la región, Guillermo Perry. En una entrevista con Efe, Perry ha destacado la "solidez" que se espera tenga este crecimiento, al menos en los próximos tres años, debido a dos motivos: a que el entorno exterior seguirá siendo favorable y a las mejoras internas que estos países han acometido en materia económica.