El grupo automovilístico francés Renault vendió en todo el mundo 214.358 vehículos de las marcas Renault, Dacia y Samsung durante el pasado mes de mayo, lo que supone un descenso del 4,2% respecto al mismo mes de 2006, informó hoy la compañía.En los cinco primeros meses del año, las entregas mundiales de la compañía que preside Carlos Ghosn se situaron en 1,022 millones de unidades, lo que se traduce en una disminución del 4% en relación con el mismo período del ejercicio precedente.