El grupo automovilístico francés Renault vendió en todo el mundo 1,1 millones de vehículos en el primer semestre del año, lo que representa una caída del 16,5% en comparación con el mismo período de 2008, anunció hoy la empresa. No obstante, las ventas de compañía van mejorando mes a mes.
Por marcas, Renault vendió en todo el mundo 898.666 unidades en el primer semestre, un 21,5% menos, mientras que la surcoreana Renault-Samsung Motors comercializó 54.497 unidades, con un aumento del 1,4%. Sus entregas mundiales experimentaron en junio un leve retroceso de sólo el 0,9% en relación con el mismo mes de 2008, con un volumen de 235.040 unidades.

Dacia, la firma de bajo coste de la multinacional francesa, consiguió cerrar la primera mitad del año con un crecimiento del 20,3%, al matricular 153.826 unidades. En junio, la marca elevó sus ventas un 40,8%, con 34.187 unidades.

RESULTADOS FINANCIEROS

En el ámbito financiero, Renault subrayó que en el primer semestre registrará un 'cash flow' significativamente positivo, gracias a las medidas contenidas en el plan anunciado el pasado 12 de febrero para general liquidez.

No obstante, la compañía que preside Carlos Ghosn admitió que su resultado neto semestral se verá afectado por un margen operacional negativo y por las aportaciones también negativas por puesta en equivalencia de las sociedades en las que participa.

NISSAN Y VOLVO RESTAN BENEFICIOS

La empresa recordó que Nissan detraerá 1.151 millones al beneficio neto de Renault y Volvo restará otros 83 millones. Por otro lado, la contribución de la rusa AvtoVAZ se dará a conocer el próximo 30 de julio, durante la presentación de los resultados.

Renault subrayó que, de cara al segundo semestre, cuenta con una gama totalmente rejuvenecida que incluye modelos como el Mégane, Scénic, Grand Scénic o Clio III. Además, también el 60% de sus coches emiten menos de 140 gramos de CO2 por kilómetro y una tercera parte de los mismos, menos de 120 gramos.