Las ventas de los minoristas en Estados Unidos subieron un 0,3% en julio, después de una caída del 0,7% en el mes anterior, informó hoy el Departamento de Comercio. Si se excluyen las ventas de vehículos automotores, los negocios de los minoristas subieron un 0,4% en julio, tras una reducción del 0,2% en junio.
En los 12 meses anteriores las ventas de los minoristas crecieron un 3,2%, según cifras que no están ajustadas por inflación. Otro dato alentador en el informe de hoy del Departamento de Comercio fue la corrección de las cifras de junio. El informe preliminar había dado una caída del 0,9% en todas las ventas de minoristas, y una del 0,4% excluidas las ventas de vehículos automotores. El informe sobre las ventas de minoristas inicia una semana en la cual el gobierno divulgará otros datos sobre la economía de Estados Unidos, mientras los mercados financieros, que el viernes pasado requirieron una muleta de 136.000 millones de dólares de los bancos centrales, siguen nerviosos por la debilidad del sector inmobiliario estadounidense. El Departamento de Comercio indicó que las ventas de vehículos automotores bajaron en julio un 0,3% después de una caída del 2,9% el mes anterior. En el segundo trimestre de este año el gasto de los consumidores, que en EEUU representa el 66% del producto interior bruto, marcó un ritmo anual del 1,3%, el más lento desde 2005, y algunos analistas creen que la recesión en el mercado de la vivienda seguirá frenando ese gasto durante varios meses. Pero, como es habitual, hay analistas que tienen la opinión contraria y creen que se ha exagerado la probabilidad de una reducción sustancial en el gasto de los consumidores. De hecho, en julio las ventas en las tiendas de mercancías generales subieron un 0,9%, y dentro de esta categoría los negocios de las tiendas por departamento crecieron un 1,6%. Las ventas en las tiendas de artículos deportivos, música, libros, juegos y otros artículos subieron un 0,4%, y las de las tiendas de ropa aumentaron un 1,3%. En los comercios de venta de alimentos los negocios crecieron en julio un 0,4%; en los bares y restaurantes aumentaron un 1,3%; en las tiendas de cosméticos y artículos de aseo personal el negocio subió 0,7%.