No levanta  cabeza el sector del comercio minorista en España que en el acumulado anual arrastran un desgaste del 5,5%.

Las ventas en el comercio minorista a precios constantes (es decir, eliminando el efecto de los precios) registraron un descenso del 7,4% en junio con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según los datos difundidos hoy por el Insituto Nacional de Estadística. De enero a junio, el descenso acumulado es del 5,5%.

Las ventas sin incluir las estaciones de servicio registraron una caída interanual del 7,3%. El desglose de estas ventas por tipo de productos muestra una disminución tanto en los productos de alimentación (-2,2%), como en los no alimenticios (-10,8%). Entre estos últimos, el apartado de equipo del hogar se anota el mayor retroceso, del 18,1%.

Todos los modos de distribución, salvo las grandes cadenas, disminuyeron sus ventas en junio respecto al mismo mes del año anterior.