La ventas de vehículos nuevos en Japón bajaron el 19,4 por ciento en mayo frente al mismo mes del año anterior, hasta las 178.503 unidades, la décima caída consecutiva, anunció hoy la Asociación de Vendedores de Vehículos de Japón. No obstante, la bajada es más moderada que la reducción del 28,6 por ciento registrada en abril, lo que deja entrever una aparente recuperación de la demanda gracias al lanzamiento de nuevos modelos. Los vehículos que registraron una mayor caída de las ventas fueron los camiones, con el 51,6 por ciento de descenso con respecto a mayo de 2008, hasta las 4.825 unidades.