Las ventas de tabaco de liar continúan su senda alcista al aumentar un 68,9% hasta junio, mientras que las de cigarrillos mantienen su ritmo descendente con una caída del 8%, según los últimos datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos. Esta tendencia dispar, que se ha venido manteniendo en los últimos meses, se produce después de que el pasado mes de junio el Gobierno decidiera aprobar la subida de impuestos especiales al tabaco.