Mercedes-Benz Cars, división de Daimler, vendió en todo el mundo 72.200 vehículos durante el pasado mes de febrero, lo que supone una reducción del 25% respecto al mismo mes de 2008 cuando se registraron 96.800 unidades. Por marcas, Mercedes-Benz comercializó 63.300 automóviles en febrero, lo que representa una disminución de sus ventas de un 28%, mientras que Smart cosechó unos resultados comerciales similares a los alcanzados en 2008, al cerrar el mes con 8.600 unidades vendidas en todo el mundo (8.800 en febrero de 2008). En los dos primeros meses del año, las entregas mundiales de Mercedes-Benz Cars se elevaron a 134.500 unidades, lo que se traduce en una caída del 28% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente