La empresa automovilística ha anunciado que sus ventas descendieron en el mes de mayo un 1,2%, en relación con el mismo periodo del año pasado.

Esta bajada se produjo sumando todas sus marcas, tanto las básicas como las que no lo son. El descenso total de sus principales marcas, GMC, Chevrolet, Buick y Cadillac fue del 0,5%.

GM ha vendido 221.192 unidades en mayo de este año, frente a las 222.305 durante el mismo mes de 2010. El mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos ha señalado como principal causa de la caída la reducción del 16% en la compra de vehículos, por parte de las empresas de alquiler, en relación con el año anterior.

Mientras tanto, las ventas de compradores individuales aumentaron en un 9%, a pesar de que se han reducido los descuentos y otros incentivos en un 10%. Las ventas han estado lideradas por el impacto del nuevo Chevrolet Cruze y el Chevrolet Equinox.

General Motors ha sido la primera de las grandes compañías automovilísticas en informar de sus ventas en EEUU, según informa la CNBC.

Los analistas han dicho que el mayor precio de los coches y la escasez de vehículos de bajo consumo pueden suponer un obstáculo en el camino de la recuperación de la industria automotriz americana en el mes de mayo. Este mes ha sido cuando la crisis en Japón ha tenido mayor impacto en las ventas de EEUU.

Los economistas proyectan que la tasa anual de ventas en toda la industria será de alrededor de 12,6 millones en mayo, un 8,6% más que en el mismo periodo del año anterior. Si las previsiones se confirman, ésta será la primera vez que la tasa anual cae por debajo de los 13 millones desde febrero.

La cifra de ventas está aumentando las preocupaciones sobre una desaceleración de la economía mundial. Un factor que contribuye a la desaceleración de las ventas de automóviles es la fuerte caída de los incentivos que los fabricantes de automóviles. Este descenso puede haber llevado a algunos consumidores a aplazar sus compras de automóviles, han afirmado los analistas.

GM cede a estas horas de la tarde un 2,55% y se sitúa en los 31 dólares por acción