Ford perdió un 6,8% de sus ventas totales en EEUU durante el mes de mayo, pero consiguió mantener las cifras de ventas a consumidores individuales, casi a los mismos niveles que hace un año, dijo hoy el fabricante. En total Ford vendió 259.470 vehículos durante el mes de mayo. La cifra de ventas a consumidores individuales cayó un 3%, pero fue la mejor alcanzada por el fabricante en lo que va de año gracias al fuerte crecimiento de la demanda por los llamados "cruzados", CUV. Ford atribuyó la mayor porción de la caída al descenso de las ventas de flotas una categoría de la que el fabricante se está retirando porque su rentabilidad es muy inferior.