Las ventas de vehículos importados en Japón bajaron el 33,9 por ciento, hasta 12.350 unidades, en febrero, respecto al mismo mes del año anterior,por la caída de la demanda. La Asociación de Importadores de Automóviles de Japón, informó hoy de que es el décimo mes consecutivo de caída de las importaciones de vehículos, que incluyen los fabricados en el extranjero por compañías niponas. Las ventas de vehículos japoneses fabricados en otros países cayeron el 33,2 por ciento interanual en febrero hasta las 1.517 unidades, mientras que las de vehículos de marcas extranjeras retrocedieron el 34 por ciento hasta las 10.833 unidades. Las cifras de febrero son algo más favorables que las de enero, cuando las ventas de coches importados en Japón se hundieron el 37,2 por ciento, pero superan el 30 por ciento por cuarto mes consecutivo. Las ventas de vehículos bajaron desde septiembre pasado, cuando los efectos de la crisis global se hicieron más evidentes, y la demanda de los automóviles de importación, que normalmente son más caros, se ha visto especialmente afectada.