Las matriculaciones de automóviles en Reino Unido se elevaron a 67.006 unidades durante el pasado mes de agosto, lo que supone un aumento del 6% respecto al mismo mes de 2008, informó hoy la patronal del sector SMMT. De esta forma, el mercado automovilístico británico registra su segundo crecimiento mensual consecutivo, tras el alza del 2,4% contabilizada en julio, al calor del plan de incentivos para el achatarramiento aprobado por el Gobierno. El director general de la SMMT, Paul Everitt, destacó que la industria recibe buenas noticias por segundo mes consecutivo, pero advirtió de que, pese al efecto positivo de las ayudas a la compra, la confianza del consumidor y de los empresarios sigue siendo "frágil".